SOLICITAMOS CUMPLIMIENTO DE LA ORDENANZA N° 027-2007-MPCH. CHACHAPOYAS, AMAZONAS.

MEMORIAL   SUMILLA: SOLICITAMOS CUMPLIMIENTO DE LA ORDENANZA N° 027-2007-MPCH  

SEÑOR VICTOR RAUL CULQUI PUERTA, Alcalde de la Provincia de Chachapoyas.  ING. FREDY JOHN VALLEJOS LEYVA, Gerente de medio ambiente y gestión de riesgos.  ING. CARLOS JOSUE ROJAS KRUGGER, Sub Gerente de desarrollo Ambiental.  

Los que suscriben la presente, en nuestra calidad de pobladores del distrito de Chachapoyas, provincia de Chachapoyas, departamento de Amazonas; todos señalando domicilio común para notificaciones en el Jr. Chincha Alta N° 962; a Usted, respetuosamente, decimos:   El presente escrito lo sustentamos en el artículo 2, inciso 20, de la Constitución Política del Perú que indica   “Toda persona tiene derecho: […] 20. A formular peticiones, individual o colectivamente, por escrito ante la autoridad competente, la que está obligada a dar al interesado una respuesta también por escrito dentro del plazo legal, bajo responsabilidad”.  

Dentro de este contexto,  

PRIMERO. Vivimos inmersos en una lamentable cultura del ruido que afecta a la convivencia, en concreto, el derecho al descanso y a la tranquilidad de los demás. Debido a una educación que le ha prestado poca atención a este problema, esta cultura se manifiesta en muchísimos contextos de nuestra vida, especialmente las costumbristas y religiosas; existe, además, una exagerada inconsciencia y permisividad, por parte de las autoridades, sobre las molestias que genera el ruido, sobre todo, en las situaciones en las que es evitable o reducible.  

El abuso de los cohetes, petardos y otros artificios pirotécnicos son un claro ejemplo de lo anterior, un reflejo más de la indiferencia ecológica de una parte de la población. Quienes hacen uso de ellos campan a sus anchas y, sin importarle las molestias que ocasionan en el prójimo y en otros seres vivos, los lanzan indiscriminadamente, incluso a horas intempestivas, sin limitación alguna.

Por otra parte, hay una preocupación creciente en la población por el control del material pirotécnico, ya que su uso incontrolado provoca daños en la salud, en el medio ambiente y perturba la convivencia ciudadana.  

En nuestra ciudad existe la ordenanza N° 027-2007-MPCH, que REGULA LA FABRICACIÓN, DEPÓSITO Y COMERCIALIZACIÓN DE PRODUCTOS PIROTÉCNICOS DETONANTES Y DEFLAGRANTES EN EL CERCADO DE LA CIUDAD DE CHACHAPOYAS Y CONTROL DE LOS ESPECTÁCULOS PIROTÉCNICOS, pero es absolutamente ignorada e incumplida por la entidad que ustedes presiden.    

SEGUNDO. Se requiere el cumplimiento de la ordenanza, antes mencionada, inmediatamente, ya que vivimos todos los años mortificados con los estruendosos sonidos de las fiestas costumbristas; lo que para unos es una tradición, para otros es un infierno. En cuanto a la contaminación acústica, la Organización Mundial de la Salud sitúa en los 65 dB el límite recomendable de sonido apto para nuestra salud auditiva. El estallido de un cohete o de un petardo puede alcanzar hasta 190 decibelios, que es más de lo que el oído adulto puede soportar, por lo que los tímpanos de los bebés, al ser más vulnerables, están más expuestos al daño (lesiones de oído). Si ya de por si es fastidioso para muchas personas sanas escuchar una y otra vez el estallido reiterado del cohete, para personas mayores enfermas que necesitan estar en absoluto reposo es una verdadera tortura. La explosión afecta también a personas con hipersensibilidad sensorial, como es el caso de las personas autistas, a niños con autismo, personas que se encuentran enfermas y los más perjudicados, tal vez, son los animales (perros, gatos, aves, etc.) al ser su oído mucho más sensible al ruido que el nuestro. El fuerte estruendo les provoca una reacción de pánico y angustia, que se traduce en taquicardia, jadeos, dificultad para respirar, temblores y, a veces, la muerte.

TERCERO. En cuanto a la contaminación química, la pirotecnia libera una lluvia de toxinas al suelo, al aire y al agua. En su elaboración, que radica en la pólvora, mezcla inflamable de elementos químicos como nitrato de potasio, nitrato de sodio, azufre y carbón; el agua usada sufre una gran contaminación. Cuando explotan, se contamina el aire de gases venenosos que contribuyen a la lluvia ácida, al efecto invernadero y al agujero de la capa de ozono como los dióxidos de azufre, los óxidos de nitrógeno, los dióxidos de carbono y los óxidos de cloro, provenientes estos últimos del perclorato utilizado como propulsor del cohete.  

Por su parte, los fuegos artificiales, que son mucho más que pólvora, contienen además metales pesados muy tóxicos y carcinógenos (litio, estroncio, antimonio, bario) que son los encargados de proporcionar el color. Los metales se dispersan en la atmósfera en forma de polvo, humo y cuando caen a la tierra lo hacen convertidos en aerosoles sólidos, partículas muy pequeñas, que sí se inhalan de manera continua nos producen daños en las vías respiratorias, alergias y náuseas. Los efectos son más agudos en niños pequeños y en personas con antecedentes de asma, tiroides o problemas cardiovasculares.    

CUARTO. Otro peligro de los cohetes es el de provocar daños materiales a bienes privados, públicos y a las personas. Hace poco el 05 de agosto de 2021, en el Jr. Santo domingo cuadra once de nuestra ciudad, siendo la 01: 00 am aproximadamente un globo aerostático (material pirotécnico), producto de una fiesta costumbrista, ocasionó el incendio de una casa propiedad de nuestro vecino Percy Fernández Julca, según menciona la propietaria en una entrevista a Chachapoyas Digital. Esto es motivo, más que suficiente, para que se ponga fin al lanzamiento de cohetes, uso de globos de pólvora y eventos pirotécnicos sin control, ni supervisión.  

QUINTO.  Pedimos que la gerencia encargada, coordine con el comité de las fiestas patronales 2022, para la realización de su evento, ya que siempre la plaza mayor y las calles de nuestra ciudad son punto para los espectáculos pirotécnicos, que se dan quizás sin ningún plan de protección y seguridad; que debería ser aprobado por la jefatura de la secretaría técnica de defensa civil y con la autorización respectiva otorgada por la DICSCAMEC.   

Ejecutar también lo que menciona la ordenanza N° 027-2007- MPCH: Que solo serán permitidos los espectáculos pirotécnicos, según la evaluación de Defensa Civil, con productos NO DETONANTES, tanto en eventos, mega eventos, fiestas religiosas y costumbristas. PROHIBIÉNDOSE también realizar espectáculos pirotécnicos en zonas de ALTO TRÁNSITO.   

SEXTO. Por último, queremos comunicar que hay alternativas a la pirotecnia que no son tan molestas, porque pueden ser sustituidas por fuegos artificiales silenciosos o por espectáculos de luz láser y sonido moderado que no perjudican a los animales ni a la población humana vulnerable.  

POR LO TANTO:   Conforme a lo indicado, le REQUERIMOS y CONMINAMOS a través del presente memorial para que proceda a cumplir con la ordenanza que tantos años viene siendo ignorada por la institución que ustedes representan.

Chachapoyas, 25 de julio de 2022

Firmar esta petición

Al firmar, autorizo a Malena Mas a entregar la información que proporciono en este formulario a quienes tengan poder sobre este tema.


O

Recibirá un mensaje de correo electrónico con un enlace para confirmar su firma. Para asegurarse de que recibe nuestros correos electrónicos, añada info@peticiones.pe a su libreta de direcciones o a la lista de remitentes seguros.

Tenga en cuenta que no puede confirmar su firma mediante una respuesta suya a este mensaje.




Publicidad de pago

Haremos difusión de esta petición a 3000 personas.

Más información...